Nuestra Narrativa

Razón de ser

Los desafíos que enfrenta nuestra región

Qué hacemos

Nuestra misión y trabajo actual

Quienes somos

Sobre nosotros y los informes anuales

 

Razón de ser

¿Cuál es el problema?

Spanish-aquifer.png

La Cuenca de la Independencia abarca un área de 6,800 kilómetros cuadrados, que se extiende a través de siete municipios, en la parte norte del estado de Guanajuato, en el centro de México. El noventa y nueve por ciento del agua que se consume en esta región proviene de una gran reserva subterránea conocida como “acuífero de la Independencia”, que sirve a varios miles de comunidades distintas -incluida San Miguel de Allende- y que suministra agua para el bien de más de medio millón de habitantes.

El nivel freático del acuífero está disminuyendo a un ritmo alarmante. Los pozos en toda la región están comenzando a secarse, y el agua que queda contiene niveles insalubres de minerales y metales pesados, especialmente arsénico y fluoruro, un problema que empeora constantemente en todo el acuífero.

Las muestras de agua frecuentemente resultan ocho veces o más arriba de los límites recomendados por la Organización Mundial de la Salud para el arsénico y el fluoruro[1]: un coctel tóxico conocido por causar fluorosis dental visible en niños, fluorosis esquelética dolorosa, discapacidades mentales y del desarrollo, insuficiencia en órganos y, a largo plazo, cáncer en los que consumen esta agua. El arsénico y el flúor son un riesgo para la salud cuando se consumen (bebiendo o cocinando) pero no se adsorben a través de la piel. Bañarse, limpiar los platos, lavar la ropa o incluso cepillarse los dientes no se consideran riesgos para la salud con estos contaminantes.

Los niños corren un mayor riesgo, ya que sus cuerpos en crecimiento absorben estos minerales a un ritmo mucho mayor. Un estudio reciente indica que estos efectos se agravan aún más en el desarrollo mental de los niños que fueron expuestos a niveles elevados de flúor en el útero.[2]


¿Por qué está pasando esto?

Wells-deep-TR-SPANISCH.png

La causa de esta crisis del agua es la insostenible y excesiva extracción de agua subterránea para la agricultura, forzando perforar cada vez más profundo a los pozos alcanzando los niveles del "agua fósil" rica en minerales -contaminada de manera natural con arsénico y fluoruro- y que no se repone con la temporada de lluvias.

La nuestra fue una vez una región de cultivo tradicional de tierras secas, pero con la introducción de políticas agrícolas orientadas a la exportación, la prisa por bombear ha disminuido el nivel freático desde los cinco metros en la década de 1950 a más de 200 metros en los últimos años.[3]  Hoy en día, los pozos regularmente superan los 500 metros de profundidad.

Aproximadamente el 85% del agua del acuífero que se bombea es destinada a la agricultura.[4] A menudo los cultivos se propagan con tres a cinco veces más la cantidad de agua que se usaría en el mismo cultivo en otras regiones. La aplicación de políticas laxas para el agua, agravada por la expansión de la agricultura en la región, es la verdadera causa.

Además de producir lechugas y una variedad de otras hortalizas de uso intensivo de agua, el estado de Guanajuato es uno de los exportadores de brócoli más grandes del mundo. La mayoría de estos cultivos están destinados a los mercados de EE. UU. Y Canadá. En resumen, estamos exportando nuestro limitado suministro de agua.

Los expertos estiman que se extrae un 30% más de agua subterránea del acuífero que la que se vuelve a recargar naturalmente con la lluvia.[5]  A medida que disminuya la capa freática, se secarán más pozos y las concentraciones de arsénico y flúor seguirán aumentando, poniendo en peligro la salud de las personas que dependen del agua del acuífero de la Independencia para sus necesidades diarias.


¿Quién está afectado?

Nadie que viva en la región es inmune al deterioro de la calidad del agua. Mientras que San Miguel de Allende es visto a menudo como una ciudad próspera y cosmopolita, la cruda realidad es que las tasas de pobreza en las comunidades rurales de toda la región superan el 60%, entre las más altas del país, y prácticamente todas luchan por temas de calidad del agua, con problemas de escasez o ambos.


¿Cuál es la solución?

El agua hirviendo y los filtros de agua domésticos típicos no eliminan los contaminantes minerales disueltos como el arsénico y el fluoruro, incluidos los "sistemas de filtración de toda la casa" con cartuchos de filtración múltiple y de lámpara de esterilización UV, que se vende ampliamente en San Miguel de Allende. Las únicas soluciones comerciales viables y fácilmente disponibles son un sistema de filtro de ósmosis inversa o la compra de agua embotellada de una fuente confiable ...

... A menos que se encuentre entre los varios cientos de miles de residentes locales que viven en o por debajo del nivel de pobreza, donde el agua embotellada es simplemente inasequible, y un costoso sistema de ósmosis inversa es un lujo inimaginable. Por otro lado, el agua de lluvia representa una fuente de agua que está disponible gratuitamente en casi todo el mundo, inherentemente libre de minerales como arsénico y fluoruro, y segura contra las amenazas de bajar el nivel freático. El agua de lluvia solo requiere el bajo costo para almacenarla y es más que suficiente para satisfacer las necesidades de consumo incluso en ambientes semiáridos como el Acuífero de la Independencia. Y en combinación con un filtro básico para eliminar los agentes patógenos, el agua de lluvia se convierte en una fuente de agua segura y saludable de calidad igual a la tratada con ósmosis inversa o al agua embotellada, pero a una centésima parte del costo. Cosechar, almacenar y tratar el agua de lluvia mejora la salud de la comunidad, reduce el estrés ambiental en los acuíferos sobre explotados y brinda control y consistencia a las personas sobre sus recursos hídricos, aliviando la creciente inseguridad que se siente en toda la región, mientras la contaminación del agua aumenta.


[1] http://caminosdeaguamexico.org/monitoreo-de-agua/ 
[2] Bashash, M., et al., (2017). Prenatal Fluoride Exposure and Cognitive Outcomes in Children at 4 and 6–12 Years of Age in Mexico. Environmental Health Perspectives. doi: 10.1289/EHP655.
[3] Ecosystem Sciences Foundation (2006). Calidad del agua del pozo en San Miguel de Allende fase I: Resultados y conclusiones. Obtenido de aquí.
[4] CEAG (2016). El agua subterránea en Guanajuato. Comisión Estatal del Agua de Guanajuato, Guanajuato, México.
[5] Hoogesteger, J. & Wester, P. (2017). Regulating groundwater use: The challenges of policy implementation in Guanajuato, Central Mexico. Environmental Science & Policy. doi: 10.1016/j.envsci.2017.08.002

 

Qué hacemos

Nuestra Misión:

Promover vidas sanas y más prósperas por medio de soluciones prácticas y sostenibles a lo largo de los caminos del agua que viajan a través de nuestra vida y el planeta.

Trabajo actual:

En Caminos de agua, creemos que el acceso al agua potable, segura y saludable debe ser un derecho humano fundamental. Ayudamos a las comunidades en riesgo a enfrentar los desafíos de la calidad del agua y su escasez a través de:

  1. Monitoreo de agua
  2. Soluciones dirigidas por la comunidad
  3. Educación
  4. Investigación y desarrollo
  5. Activismo

Monitoreo del agua
Muestreamos y analizamos la calidad del agua de pozos rurales comunitarios y grifos urbanos en toda la cuenca de la Independencia, colaborando con nuestros socios institucionales y universitarios para garantizar la precisión de los resultados de nuestras pruebas. A partir de 2017, hemos probado más de 150 sitios en toda la región del acuífero. Más recientemente, hemos comenzado a incorporar otros indicadores en nuestro monitoreo con respecto a la escasez del agua, el acceso histórico al agua, el costo y los conflictos comunitarios del agua, para desarrollar una comprensión más completa de los problemas hídricos regionales, ilustrada a través de perfiles integrales de agua de la comunidad. Compartimos nuestros datos con el Inventario Nacional de Calidad del Agua (INCA) y publicamos los resultados de nuestras pruebas de calidad del agua en un mapa interactivo en nuestro sitio web. Almacenamos estos registros en una base de datos, disponible para inspección pública mediante solicitud previa.

 

Soluciones dirigidas por la comunidad
Los sistemas de captación de agua de lluvia y los filtros cerámicos de agua, como cualquier tecnología, son herramientas útiles, pero no soluciones completas por sí mismas. En Caminos de agua creemos firmemente que las soluciones exitosas para temas de agua se basan en la intersección de tecnologías comprobadas de bajo costo con un modelo de implementación impulsado por las comunidades locales. Nos acercamos a las comunidades a las que servimos con una mentalidad abierta, generalmente colaborando con otras organizaciones de base y siguiendo la iniciativa de los líderes locales. Nos enfocamos en el desarrollo de capacidades para proyectos como instalaciones de sistemas de recolección de agua de lluvia en escuelas, centros comunitarios y hogares, y los implementamos a través de talleres dirigidos por la comunidad, apoyados con manuales impresos y suplementos técnicos. Centramos nuestra prioridad en las comunidades que padecen los problemas de escasez y calidad del agua más severos.

Los miembros de la comunidad brindan cientos de horas de trabajo voluntario para cada uno de estos proyectos y toman todas las decisiones con respecto a la ubicación y organización del proyecto, así como a los beneficiarios, basados en sus necesidades y su participación. Nuestras soluciones centradas en el agua ayudan a fortalecer los procesos comunitarios existentes, contribuyendo a comunidades rurales más fuertes, mejor organizadas y más resilientes. Los socios locales de la comunidad incluyen Centro Comunitario Pozo Ademado (CECOPA) , El Centro  Comunitario de San Cayetano y Comunidades Unidas por la Vida y el Agua (CUVA), una coalición de 21 comunidades rurales en la región más afectada del acuífero.

Reconociendo que la "comunidad" puede trascender las fronteras geográficas, trabajamos regularmente con otras organizaciones en México y más allá enfocadas en asuntos relacionados con el agua. Por ejemplo, vendemos nuestros filtros cerámicos de agua certificados a organizaciones hermanas ubicadas en otras partes de México y nuestros manuales y materiales técnicos están disponibles de forma gratuita en inglés y en español.

 

Educación
Nuestros programas de educación se dividen en tres ramas distintas: concienciación sobre cuestiones locales relacionadas con el agua, talleres de capacitación técnica y cursos y pasantías más completos. Localmente, nos enfrentamos al hecho de que los gobiernos regionales no informan al público en general sobre la escasez de agua y los problemas de calidad, a través de foros públicos o publicaciones locales. Trabajamos directamente con los líderes de las comunidades a lo largo de la cuenca para asegurar que las comunidades impactadas estén bien informadas sobre los problemas, riesgos y soluciones. Llegamos más allá de los límites de nuestra cuenca hidrográfica colaborando con los medios de comunicación, las organizaciones nacionales e internacionales que se ocupan de cuestiones de salud pública y justicia medio ambiental. Recibimos pasantes y también realizamos programas de capacitación técnica de matrícula abierta y acreditados por la universidad y cursos más completos para comunidades locales y estudiantes internacionales.

 

Investigación y desarrollo
Nuestro personal de ingeniería calificado, respaldado por expertos de instituciones afiliadas en los Estados Unidos, México y el Reino Unido, utiliza tecnologías milenarias como la cerámica, el carbón y el cemento, y las revitaliza para crear soluciones modernas de bajo costo. Nuestra principal área de enfoque hoy es el diseño de una variedad de carbón vegetal o “bio carbón” ("biochars"), hecho de diferentes materiales para crear filtros que eliminen selectivamente el arsénico y el fluoruro del agua potable. También continuamos diseñando y desarrollando nuevas tecnologías, como diferentes tipos de bombas de agua que usan bicicletas y tecnología solar pasiva: para abordar necesidades específicas o complementar y mejorar nuestras soluciones existentes. Todas nuestras tecnologías se basan en ciencia rigurosa, probadas en condiciones reales y protegidas bajo licencias de código abierto, lo que las hace libres de uso para todos sin licencia o restricción. Nuestro objetivo es crear soluciones que puedan tener un impacto más allá de los límites de nuestra cuenca, que es particularmente relevante para los filtros de arsénico y fluoruro que estamos desarrollando. El agua contaminada con arsénico y fluoruro es localmente aguda, pero el desafío de la salud pública está distribuido a nivel mundial, pues afecta a más de 300 millones de personas en América Latina, África del Norte, Asia meridional y China.

 

Activismo
La contaminación mineral y la sobreexplotación del agua subterránea son meras consecuencias de fallas institucionales más grandes, que solo se intensificarán aún más -con la aparición de nuevos problemas- si la respuesta gubernamental sigue siendo la de la inacción y la negación. Nuestros esfuerzos para ofrecer soluciones técnicas, como sistemas de captación y filtración de agua de lluvia, serán inadecuados si las causas de nuestros recursos hídricos mal administrados continúan sin resolverse. Hoy, participamos activamente con las agencias locales de agua y los departamentos gubernamentales, a veces los confrontamos con deficiencias en su información publicada, presionándoles a abordar los problemas de calidad del agua y a buscar políticas regulatorias más responsables. También trabajamos con organizaciones de base e iniciativas políticas para llamar la atención sobre los problemas del agua a nivel local y nacional. Si bien trabajamos principalmente con las comunidades locales y otros actores regionales, mantenemos una visión global de los problemas del agua.

 


Quienes Somos

¿Quiénes son Caminos de Agua?

Somos una organización no gubernamental (ONG) enfocada en el trabajo comunitario, basada en la investigación y orientada en la ciencia, con sede en San Miguel de Allende. Trabajamos buscando empoderar a las comunidades locales en riesgo para obtener suministros adecuados de agua potable segura y saludable. La organización comenzó en 2010 con la misión de mejorar vidas en comunidades rurales empobrecidas a través de soluciones sustentables y asequibles. Sabiendo la importancia del agua potable para una buena salud, desarrollamos y comenzamos a fabricar filtros cerámicos de agua que eliminan los patógenos biológicos.

Preocupados por los niveles de contaminación por minerales en los suministros locales de agua, en 2012 iniciamos un programa de pruebas y monitoreo de pozos para documentar el continuo deterioro de la calidad del agua y las condiciones de escasez. Reconociendo que el agua puede estar libre de patógenos biológicos, pero aún no estar sana debido a los contaminantes minerales, hemos desarrollado programas para construir sistemas de recolección de agua de lluvia en escuelas, centros comunitarios y hogares. Al mismo tiempo, comenzamos a buscar alternativas asequibles para eliminar el arsénico y el flúor del agua de pozos. En 2015, con nuestro enfoque ahora exclusivamente en cuestiones de agua, cambiamos nuestro nombre a Caminos de agua.

Hoy, Caminos de Agua es un equipo de diez empleados a tiempo completo y medio tiempo, así como voluntarios y pasantes de ingeniería, becarios de Ingenieros sin fronteras, Inglaterra (Engineers Without Borders, UK) y de otras universidades e instituciones. Somos una mezcla de residentes expatriados y mexicanos, tecnólogos y organizadores comunitarios, investigadores y educadores, unidos por nuestra preocupación por la salud pública y el bienestar social. Caminos de Agua está registrada como una organización sin fines de lucro ante los Estados Unidos y México.

Trabajamos con comunidades locales y nos asociamos con instituciones de todo el mundo líderes en el campo académico y de investigación a la vanguardia sobre los problemas de calidad del agua. Nuestras afiliaciones institucionales incluyen: North Carolina State University, Texas A & M University, University College London, Universidad de Guanajuato, Engineers Without Borders UK, Northern Illinois University, Brandeis University y muchas otras.

 

Reporte Actividades