Combatir las concentraciones excesivas de arsénico en las aguas subterráneas

Caminos de Agua intensificó recientemente su investigación sobre cómo eliminar el arsénico de las aguas subterráneas altamente contaminadas. Martijn Eikelboom, nuestro voluntario holandés que trabaja en su investigación de tesis, comenzó una nueva ronda de experimentos en marzo y está finalizando su investigación esta semana. 

El objetivo principal de su investigación es desarrollar un material de bajo costo capaz de eliminar el arsénico directamente de nuestra agua potable local. Se han medido concentraciones de arsénico de hasta 80 μg / L en agua potable en zonas rurales alrededor de San Miguel de Allende - 8 veces por encima de la norma que marca la OMS de 10 μg / L. Los contaminantes como el arsénico se pueden eliminar usando técnicas apropiadas como la ósmosis inversa u otras tecnologías. Sin embargo, estas tecnologías son caras y, por lo tanto, son poco accesibles a las comunidades del área rural de Guanajuato. Martijn comenzó su investigación trabajando en la preparación y prueba de diferentes tipos de bio carbón de madera adecuados para eliminar el arsénico. Su investigación consiste en la preparación de bio carbones de madera adecuados para la adsorción de arsénico y ponerlos a prueba en el laboratorio de Caminos de Agua.

Martijn mismo dijo:

"Crecí en los Países Bajos y estoy acostumbrado a abrir la llave del grifo para obtener agua potable sin pensar ni siquiera en cómo el agua fue bombeada desde el suelo, tratada y transportada hasta mi casa. Simplemente está allí. Trabajar y vivir en México realmente me hizo ver las cosas desde otra perspectiva. Visitar las hermosas comunidades en el área rural de Guanajuato y ver cómo los dientes de algunos niños se han ennegrecido, ver esos dientes cuando sonríen, me dio un empuje emocional para trabajar en proyectos como éste. A veces la verdad duele, especialmente cuando la verdad es que la única fuente disponible de agua potable para tu familia es agua subterránea contaminada. México me enseñó mucho, me inspiró para toda la vida; viví momentos increíbles y especiales. Deseo lo mejor a las personas que conocí en las comunidades y me siento agradecido de haber trabajado junto al equipo de Caminos de Agua y haber tenido la oportunidad de contribuir un poco a su increíble trabajo que cambia vidas. Mientras estoy a punto de irme, me siento triste pero feliz al mismo tiempo pues estoy deseando ver lo que nos espera en el futuro con los cambios que esta investigación y el trabajo de Caminos de Agua puedan traer a la gente. Agua para la vida."

La primera fase del estudio de Martijn fue trabajar con el material adecuado que planeamos utilizar como base del medio filtrante: bio carbón de madera. Para hacer el carbón de madera, la madera de desecho se quemó en un gasificador de biomasa sin oxígeno. Debido a la cantidad limitada de oxígeno dentro del gasificador de biomasa, la madera es carbonizada y transformada en un medio filtrante poroso. Los primeros experimentos de laboratorio demostraron que el propio carbón de madera no elimina eficazmente el arsénico en la concentración máxima deseada. Para mejorar la eficiencia de eliminación de arsénico, el carbón de madera necesitaba ser impregnado con sustancias que tienen una alta afinidad para unirse con arsénico. Martijn procedió a sumergirse en la literatura de investigación existente y seleccionó tres compuestos potenciales de hierro para probar: FeCl3, Fe2O3, Fe (OH) 3. Los tres son altamente recomendables para el uso para la eliminación del arsénico. Martijn probó los tres diferentes compuestos comunes de hierro impregnados en el bio carbón de diferentes maneras para obtener una visión de cómo el bio carbón de madera podría ser modificado con mejores resultados.

Se realizaron siete combinaciones diferentes de madera modificada y se ensayó su capacidad de adsorción en el laboratorio Caminos de Agua. La capacidad de adsorción es la cantidad de arsénico que un medio filtrante puede unir por gramo de medio filtrante y sirve como un buen criterio para comparar los medios filtrantes. Martijn estableció el objetivo del estudio: un medio filtrante que dura 21 días, tratando 25 litros de agua todos los días para servir a una familia de cinco personas. Para alcanzar este objetivo, el medio filtrante debe tener una capacidad de adsorción de 300 μg de arsénico por gramo de bio carbón de madera. Los diferentes medios filtrantes fueron comparados con este "patrón de oro".

Después de 400 pruebas, días largos y muchos altibajos, Martijn logró crear un medio filtrante capaz de alcanzar una capacidad de adsorción de 60 μg de arsénico por gramo de bio carbón de madera. Como el tiempo de Martijn aquí está limitado a tres meses, el estudio continuará con un nuevo investigador en Caminos de Agua. Aunque no se ha alcanzado el "estándar de oro", Caminos de Agua tiene ahora mucha información sobre cómo se puede y debe modificar el bio carbón de madera y se seguriá investigando para crear el filtro que combatirá la excesiva concentración de arsénico en el agua potable.