Pedaleando por agua en la comunidad de La Onza

Después de varias semanas de diseño y dos días de instalación en campo, la comunidad de La Onza en San Luis de la Paz ahora puede bombear agua directamente de su pozo poco profundo a un tanque cercano.

El agua en la comunidad de La Onza es muy escasa en general y el agua en su pozo está demasiado contaminada con arsénico y fluoruro para ser segura para el consumo (para más detalles ver el mapa de monitoreo de calidad del agua de Caminos de Agua). En 2015, la comunidad trabajó con Caminos de Agua y un equipo de estudiantes de Ingenieros Sin Fronteras de Inglaterra para construir su primer sistema de captación de agua de lluvia en su jardín de niños y escuela primaria (ver el mapa de proyectos de Caminos de Agua para más detalles). El costo para la construcción de sistemas de agua de lluvia hoy en día es considerable para cualquiera, pero la necesidad de agua segura y sana sigue siendo siempre urgente y de extrema prioridad.

El pozo poco profundo (la superficie del agua está a unos 10 metros bajo el nivel del suelo) tiene más de 100 años de antigüedad y ha sido históricamente un importante recurso hídrico para la comunidad, aunque de acceso difícil y peligroso. Sin embargo, los niveles de arsénico y fluoruro son sustancialmente más bajos en este pozo poco profundo que en el pozo profundo de la comunidad, en el que el fluoruro está ligeramente por encima del límite y el arsénico permanece bajo.

Antes los miembros de la comunidad tenían que extraer agua del pozo usando cubetas atadas a cuerdas - un proceso peligroso.

Antes los miembros de la comunidad tenían que extraer agua del pozo usando cubetas atadas a cuerdas - un proceso peligroso.

Por lo tanto, esta bomba está destinada a proporcionar una solución complementaria a la necesidad local e inmediata del agua: la comunidad puede mezclar agua del pozo poco profundo con agua de lluvia recogida en las cisternas, aumentando el volumen de agua potable disponible para la comunidad. Siguiendo las pautas de dilución de Caminos de Agua, la comunidad no solo puede mantener el agua mezclada por debajo de los límites de contaminación de minerales peligrosos, sino también obtener agua con un equilibrio mineral ideal para el consumo humano, como recomienda la Organización Mundial de la Salud.

La nueva bici bomba puede ser alimentada tanto pedaleando como manualmente. Antes los miembros de la comunidad tenían que extraer agua del pozo usando cubetas atadas a cuerdas, arrojándolas al pozo y retirándolas jalándolas a mano. Esto no sólo es laborioso sino extremadamente peligroso. Ahora la comunidad puede acceder a este importante recurso hídrico de manera rápida y segura. Montar la bicicleta para alimentar la bomba también es algo que los miembros de la comunidad pueden disfrutar, además de proporcionarles una forma de hacer ejercicio.

Esta bici bomba fue diseñada específicamente para este pozo por Aaron Krupp, el coordinador de investigación y tecnología en Caminos de Agua, junto con otros miembros del personal. Utiliza los principios de una bomba de cuerda, y se basa en diseños existentes en sitios web como ropepumps.org.

El equipo de Caminos de Agua continuará trabajando con un pequeño comité de miembros de la comunidad durante el próximo año para monitorear el funcionamiento de la bomba.