Donde trabajamos

Cuenca+de+Independencia-Wit.png

Caminos de Agua tiene su sede en San Miguel de Allende, Guanajuato, México.  Su trabajo se enfoca en el  área que comprende la Cuenca de la Independencia en el centro de México  A causa de la sobre explotación irracional, el acuífero está en una situación de declive permanente.  El agua fósil que hoy en día se extrae en la región está  contaminada con niveles tóxicos de arsénico y flúor.  Las personas que consumen agua de pozos contaminados sufren de deficiencias de salud irreversibles como la fluorosis dental.

 

CONTAMINACIÓN DEL AGUA EN LA INDEPENDENCIA

La región de la cuenca de la Independencia ha luchado con el agua durante décadas, especialmente en las zonas agrícolas rurales y de pequeña escala. Con la llegada de la tecnología de pozos profundos, la región de la Cuenca de la Independencia comenzó a perforar pozos y extraer agua a niveles insostenibles, comenzando a finales de la década de 1940. En 1983, el acuífero de la Independencia, que se encuentra justo debajo de la cuenca, se encontró en declive debido al hecho de que el nivel de extracción sigue siendo superior a lo que puede recargarse a través de la lluvia y las aguas superficiales. Hasta el día de hoy, se considera que el acuífero está en un estado permanente de declive.
Este declive del agua no sólo ha hecho al agua más escasa, sino que está concentrando a niveles tóxicos los metales y minerales naturales (que se encuentran en la parte inferior, fracturada, del acuífero). Específicamente, los niveles de arsénico y fluoruro superan las normas nacionales e internacionales en toda la cuenca. El flúor, ilustrado arriba, se ha encontrado en algunas comunidades en niveles a más de 12 veces el límite permisible.